Home

El barómetro del pasado febrero del CIS nos ofreció unos datos nefastos, aunque esperados, sobre la valoración de la figura del periodista en la sociedad española.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (sí, los sociólogos también existen, y tienen trabajos) es un organismo autónomo español que depende del Ministerio de la Presidencia y, según indica su propia página web, se encarga de la “función de análisis y conocimiento científico de la sociedad española mediante la realización de encuestas y estudios cualitativos”. Exactamente, son esos señores (y señoras, que no se nos enfaden los exministros) tan amables que van puerta por puerta preguntándonos sobre nuestro nivel de estudios o sobre lo que más nos preocupa de la crisis; esos señores y señoras tan amables a los que o bien no abrimos temiendo que quieran vendernos algo o pedirnos que nos unamos a su grupo de oración o bien despachamos en dos minutos con el ya consabido “lo siento, estoy ocupada, ahora mismo no puedo atenderle”.

En la pregunta número 9, se instaba a los entrevistados a valorar diferentes profesiones.

En la pregunta número 9, se instaba a los entrevistados a valorar diferentes profesiones.

Pues bien, volvamos al barómetro de febrero. Maestros de educación infantil, abogados y albañiles son los mejor valorados por la sociedad española o, al menos, por la muestra de 2.472 entrevistados. Maestros aparte (fijémonos en que son los educadores infantiles, no los de primaria, secundaria o universitarios, de los que quizás guardemos peores recuerdos), resulta curioso que letrados y albañiles aterricen en el podio, teniendo en cuenta la fama popular de “picapleitos” de los primeros y los percances que en alguna ocasión todo el mundo ha tenido con los segundos. Será que, pese a todo, tan mal no hacen las cosas.

En cuanto a nosotros, los periodistas, estamos los quintos… pero por la cola. Solo se valora peor a policía local (¡malditas multas!), profesores universitarios (como vaticinaba, la cosa cambia conforme aumenta la dificultad de los estudios), camareros y barrenderos. Sin mucho que apuntar sobre estos dos últimos oficios, la situación actual del periodismo hace que este resultado pueda llegar a ser hasta positivo. Una televisión pública que cambia de profesionales (cuyo cometido es ser independiente y críticos con el poder) cada vez que varía su color, canales de noticias que caen y se transforman en 24 horas de realities, la mujer del vecino de la que de ha acostado con Menganito dando voces en una tertulia, los periodistas profesionales mejor pagados sin ser periodistas y sin ser profesionales, facultades de comunicación sin medios, sin prácticas, sin profesores, becarios todoterreno que no reciben como retribución a su trabajo ni un mísero gracias… Una profesión que debe asegurar la libertad y la democracia en manos de grandes grupos que lo único que buscan es dinero.

La pregunta 10 nos muestra las profesiones recomendadas.

La pregunta 10 nos muestra las profesiones recomendadas.

Pero el periodismo no es solo una profesión poco valorada, sino también poco recomendada, aunque escala puestos en el ranking con respecto a la pregunta anterior. Los padres quieren que sus retoños sean maestros, abogados, albañiles (curioso teniendo en cuenta el aumento del paro en este segmento tras el comienzo de la crisis del ladrillo), arquitectos… Policías, barrenderos, camareros o profesores universitarios no gustan.

La mala valoración se suma a la mala situación laboral, y a ambas se puede añadir, también, los deficientes planes de estudio de las Facultades de Comunicación, que no se ajustas a las capacidades y conocimientos que se requieren a los profesionales de la información.

Así que ahora tú, periodista recién titulado con prácticas, blogs, idiomas y cursillos… pero con la esperanza en números rojos tras incontables entrevistas de trabajo, ¿qué vas a hacer? Aquí te dejamos los que serán los puestos de trabajo más demandados en 2013 que pueden ajustarse a nuestro perfil profesional, según el portal web Iberestudios Internacional (puedes encontrar el artículo original pichando aquí).

Especialista en SEO

Ilustración de SEO

Ilustración de SEO

Las siglas SEO significan Search Engine Optimitzation. Se trata del posicionamiento en buscadores (de los que ya sabemos que el principal es Google), aunque también se llama optimización en motores de búsqueda o posicionamiento web.Es una de las funciones que se engloban dentro de la nueva figura, y ya famosa, Community Manager (de la que hablaré a continuación), aunque ni es lo mismo ni consiste solamente en ello. Ya sabemos que las nuevas tecnologías están en continua evolución y nos ofrecen un abanico de posibilidades con un crecimiento exponencial y una variedad, en muchos casos, prácticamente inabarcable en su totalidad. Por ello, vamos a hacer un repaso histórico y funcional de esta especialización.

Fue a mediados de los 90 cuando los administradores de páginas web empezaron a optimizar su contenido en los buscadores. Lo único que tenían que hacer era enviar la URL del sitio web a los motores de búsqueda, los que con una araña web (programa que inspecciona páginas web de forma metódica y automatizada) identificaban los hipervínculos de esa página. Si deseas conocer más detalles de cómo funcionaba la indexación de estas arañas web, pincha aquí.

De acuerdo con el experto Danny Sullivan, el término optimización en motores de búsqueda comenzó a usarse en 1997. Su primer uso documentado data de agosto de ese mismo año, cuando la compañía Multimedia Marketing Group lo escribe en su página web.

Los primeros algoritmos de búsqueda se basaban en la información provista por los administradores, como las palabras clave (como metatagetiquetas HTML invisibles para los visitantes normales pero no para navegadores y otros programas)  o ficheros indexados. 

Dado el gran control que tenían los administradores de páginas web en estos primeros motores de búsqueda,  estos sufrieron el abuso y la manipulación de las clasificaciones. Por ello, tuvieron que adaptarse para asegurar que sus páginas de resultados mostraban las búsquedas más relevantes en vez de páginas no relacionadas, ya que su éxito se basa en proveer al usuario búsquedas de calidad (de otra forma, los consumidores cambiarían de buscadores). Así, los motores de búsqueda comenzaron a buscar algoritmos de clasificación más complejos y menos manipulables.

Actualmente, los motores de búsqueda más conocidos (como pueden ser Google, Bing o Yahoo) no publican los algoritmos que utilizan, de hecho, el algoritmo de búsqueda de Google, motor de búsqueda más utilizado en la Web, es la joya de la corona de Internet: quien lo descubra, tendrá en sus manos un valioso tesoro.

En 2005, de manos de Google, llegó un pasó más en el perfeccionamiento de las búsquedas en la Web: los resultados personalizados. La empresa comenzó a personalizar los resultados de búsqueda para cada usuario, dependiendo de su historial en búsquedas previas.

Sales Community Manager

Ilustración de Community Manager.

Ilustración de Community Manager.

Community Manager o responsable de la comunidad virtual, digital, en línea o de Internet es quien actúa como auditor de la marca en los medios socialesredes sociales. Sostener y acrecentar las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital, direccionar la información producida en las redes sociales, crear estrategias de comunicación digital… muchas son las funciones de un community manager, todas ellas  encaminadas a generar una imagen positiva de la marca y/o empresa en la Web (especialmente, como ya he indicado, en las redes sociales) a través de la producción y control de las noticias que de ella circulan.

Elena Benito Ruiz (@ElenaBRZ), directora de Ubikuos, nos explica cuáles son las funciones de un community manager.

En cuanto a la historia de esta figura, cabe señalar que, si bien es corta, su crecimiento ha sido exponencial. Actualmente y, sobre todo, en ciertos sectores, la empresa que no está e Internet no existe, Y esta aseveración podemos extenderla a las redes sociales: una compañía con presencia en ellas multiplica sus probabilidades de éxito.

En 1996 nacen las redes sociales y, de la mano, la figura del community manager, encargada de estrujar su potencial hasta el extremo. Su función principal es generar una imagen positiva de la compañía para la que trabaja, tratando de potenciar su visibilidad y presencia para los internautas y de contrarrestar las opiniones negativas.

Si bien el periodista debe dar una información rigurosa y veraz, en aras de conseguir un tratamiento lo más objetivo posible de ella, los gabinetes de comunicación sí que son más equiparables a la forma de trabajo del community manager, por lo que ¿son estos los gabinetes de comunicación del siglo XXI? Probablemente. Sea “sí” o “no” la respuesta a esta pregunta, es de sobra conocida la necesidad de que un periodista controle y domine este segmento de Internet aunque sea para tratarlo como fuentes.

Content Curator

Ilustración de Content curator.

Ilustración de Content curator.

O “documentalista 2.0”. Content curator podría ser equiparable en nuestra lengua a curador de contenidos o intermediario del conocimiento. Su función es buscar, agrupar y compartir de forma continua la información más relevante en su ámbito de especialización. Teniendo en cuenta la gran cantidad de información que circula por el mundo y la accesibilidad que nos brinda Internet, es necesaria una figura que la filtre, clasifique y procese atendiendo a las necesidades y fines de la empresa.

Aquí tenéis un vídeo en el que se concreta un poco más esta figura:

En cuanto a la tendencia a poner nombres nuevos (y, generalmente, en inglés) a cada función relacionada con la Red y, también, a diversificarlas y especializarlas, ha surgido la controversia: algunos profesionales del sector lo consideran innecesario. Ponemos voz (o letras) a esta polémica de manos de Tomàs Baiget, director de la revista El Profesional de la Información.

De vez en cuando gente externa (extraña, más bien) a nuestra invisible profesión inventa nuevos nombres para referirse a funciones que ellos acaban de descubrir, sin tener ni idea de que los bibliotecarios-documentalistas las hacemos desde hace muchos años. […] Como siempre, sufrimos arrastrar ese nombre de ‘bibliotecarios’ que nos encierra irremisiblemente en la ‘biblioteca’ (ya se sabe: catalogar y poner tejuelos a libros, revistas, vídeos y CDs) y no nos deja salir de ella, al menos a los ojos de la sociedad. Desde hace cosa de un año algunos han descubierto la gran novedad de que, dada la gran cantidad de información que hay por el mundo, se necesita alguien que se dedique a seleccionarla o filtrarla, y decidieron ponerle el nombre ‘information curator’ o ‘data curator’”.

Bloguero 

Ilustración cómica sobre los blogs.

Ilustración cómica sobre los blogs.

¿Qué decir de los blogueros que no sepamos ya? Para los más despistados, para los que no sepáis que es un blog aunque ahora mismo estéis metidos en uno, os lo cuento. También se llaman bitácora digital, cuaderno de bitácora, ciberbitácora, ciberdiario weblog, y son sitios web que se actualizan de forma periódica  con artículos, reflexiones… textos al gusto de cada cual. Las publicaciones son presentadas en orden cronológico inverso (las primeras son las más recientes, mientras que las antiguas son las que quedan al final). Suelen contener enlaces a otras páginas, ilustraciones, audios, vídeos, posibilidad de dejar comentarios…

Nacieron en los 90 como evolución de los diarios en línea, en los que la gente escribía sus vivencias y pensamientos a modo de diario personal, pero con la visibilidad que ofrece Internet.

Su apogeo llegó a finales de los 90 (1998-1999) gracias a plataformas como Open DiaryLiveJournal,  PitasDiaryland o Blogger.

Un par de años más tarde, en 2001, determinados blogs, que abordaban temas políticos, comenzaron a hacerse populares en Estados Unidos, como los escritos por Andrew Sullivan, Ron Gunzburger o Jerome Armstrong. En un año su crecimiento fue espectacular, hasta el punto de que comenzaron a aparecer los primeros manuales que explicaban cómo hacer un blog de éxito.

Hoy en día es raro no conocer a alguien que no tenga un blog, bien personal, bien profesional. Las plataformas más utilizadas son Blogger, adquirida por Google Inc. en 2003, y WordPress.

En próximas entradas, hablaremos más de los blogs, trucos, consejos y el inesperado y rentable éxito de muchos de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s