Home

En un lugar de la UVa, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un estudiante de los de mañana en cama, tarde en Caribe, tesón flaco y estudiar tardío. Un proceder de algo más desparpajo que estudio, vigilia las más noches, jolgorio y jarana los jueves, quebrantos los viernes, alguna verbena de añadidura los domingos, consumían todas las partes de su hacienda. Sin resto della se procuraban simulaciones de café por medio galeón, brebajes de litro para las fiestas con Golden Virginia, los días de entre semana se honraba con sus naipes de lo más fino. Tenía en su clase varios instructores que pasaban de los cuarenta, y los más de compañeros que no llegaban a los veinte, algún mozo que nunca aparecía, y algún otro que así adulaba al preceptor como prestaba sus apuntes.

Respondía el talante de nuestro hidalgo con el de la capital castellana, era de naturaleza recia, seco de carácter, áspero de trato; poco madrugador y amigo del descarrío. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Periodista o Periodisto (que en esto hay alguna diferencia en los ministros que deste caso escriben), aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llama Periodista; pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad.

quijoteindex

Es, pues, de saber, que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso (que eran los más del año) se daba a leer tweets y noticias con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el punto de los titulares, y aun la recensión de Budapest; y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que eludió muchas lecciones de lengua y otras asignaturas, para conseguir lapsos de tiempo en que leer; y así acudía a la tasca en tantas ocasiones como podía sin delatarse para disfrutar de la prosa; y de todos ningunos le parecían tan bien como los que compuso el famoso Rajoy Brey: porque la claridad de su verbo, y aquellas intrincadas razones suyas, le parecían de perlas, siempre que entendiera su letra; y más cuando llegaba a leer aquellos requiebros y cartas de desafío, donde en muchas partes hallaba escrito: “fue una indemnización en diferido y, como fue una indemnización en diferido, en forma efectivamente de simulación, bueno, de simulación o lo que hubiera sido en diferido…”, y también cuando leía: “no son parados, son personas que se han apuntado al paro.”

Con estas y semejantes razones perdía el pobre estudiante el juicio, y desvelábase por entenderlas, y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara, ni las entendiera el mismo Punset, si se aplicara para sólo ello.

En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de aulario en aulario, y los días buscando wifi de tasca en tasca, y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro, de manera que vino a perder el juicio. Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en twitter, así de declaraciones, como de partidos, ruedas de prensa, mítines, elecciones, columnas, manifestaciones, sucesos y disparates imposibles, y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas soñadas declaraciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo.

En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra, como para el servicio de su república, hacerse periodista andante, e irse por todo el mundo con tablet y grabadora a buscar las noticias, y a ejercitarse en todo aquello que él había leído, que los periodistas andantes se ejercitaban, deshaciendo toda rueda de prensa sin preguntas, y poniéndose en ocasiones y peligros, donde acabándolos, cobrase eterno nombre pero no sueldo.

Anuncios

Un pensamiento en “Obra y milagros de un proyecto de periodista

  1. Pingback: Obra y milagros de un proyecto de periodista | Obra y milagros de un proyecto de periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s